Historia de vida


Regalar alegría


Por María Alvarado.


Regalar alegría
Hay muchos niños que no tienen la oportunidad de festejar su cumpleaños. Consciente de ello, la ONG Cumplesueños nació con una misión: celebrar con ellos esos días tan especiales.

Los hay temáticos. De superhéroes, princesas, animados por magos o payasos y hasta con peloteros e inflables. Trescientos sesenta y cinco días soñándolo. El más especial del año, ese que los hace únicos, que los convierte en protagonistas absolutos. Todo niño espera el día de su cumpleaños, el más mágico del calendario. El que le permite abrir regalos, soplar velitas en una torta desbordante de dulce de leche, comer muchos snacks y jugar hasta caer rendido en algún sillón con la carita manchada de chocolate y con algún moretón producto de atrapar las sorpresitas de la piñata. Llega una vez al año y se atesora en el corazón, para siempre, construyendo la infancia. Y volverá a modo de recuerdo con sabor a mazapán, con olor a velitas recién sopladas, con el ruido de un regalo desenvuelto y con el estruendo de un globo que se pincha por accidente (o no tanto).
 
Celebrar ese día es celebrar la vida. Por eso, un grupo de voluntarios de entre trece y sesenta años se encarga de festejar el cumpleaños de aquellos niños que nunca tuvieron una fiesta. La organización se llama Cumplesueños y nació a partir de que una de las voluntarias vio en la tele a una chica que llegó a los quince sin un solo festejo. Al respecto, Valeria Facetti explica: “La buscamos para poder organizarle una fiesta y tomamos conciencia de que hay un motón de niños con esta misma realidad. Así armamos un grupo en Facebook para aunar ayuda y recursos. Hoy tenemos más de ocho mil seguidores que son voluntarios. No juntamos plata, recolectamos lo necesario para hacer la fiesta. Publicamos el nombre de los niños y las edades, y el que quiere se anota para ser el padrino de ese festejo. Esa persona le compra el regalo de cumple. Son muy pocas las veces que estos chicos reciben un regalo especial para ellos. Además, les hacemos minitortas para que festejen en su casa con su familia. Celebrar el cumple es celebrar el día de la llegada al mundo. La mayoría de estos niños nunca tuvo un festejo con torta, animación y regalos”.

Y si de construir infancia se trata, este grupo de amigos también se encarga de celebrar la Navidad. Otro día tan mágico y especial del que ningún niño debiera quedar afuera. En diciembre se festejan los cumples de los chicos de ese mes con la temática navideña. “Armamos el arbolito en el lugar, decoramos el salón, llevamos regalos y un pan dulce para cada familia –describe Valeria–. Un Papá Noel nos acompaña para jugar con ellos. El año pasado festejamos cinco cumples en un centro de día al que asisten ciento treinta niños”. Desde el 2012, Cumplesueños hace realidad el deseo a chiquitos desde un año hasta los catorce. Tratan de ir a comedores, hogares y merenderos. Llegan a las nueve de la mañana y hasta las once preparan todo, decoran el salón, inflan los globos. Luego arranca la fiesta. Valeria explica la logística: “A través del Facebook juntamos todo lo necesario. Uno dona la bebida, otro la comida, los globos, cada uno lo que puede. Y aunque parece poco, entre muchos logramos una lindísima celebración. Todos disfrutan de un show de magia, payasos y regalos. Llegamos al lugar en una caravana de autos cargados hasta el techo. Los chiquitos nos miran asombrados, sin conocernos. Y enseguida empezamos a interactuar con ellos, a pintarles el pelo, maquillarlos, disfrazarlos. Ver la cara de esos nenes, su sorpresa y alegría, no tiene precio”.

Festejar con los más chicos es subirse a un mundo mágico, es volver a ser niños y celebrar la vida.

nueva, todos los domingos con:


El Norte La Capital Nuevo Diario El Día La Gaceta Rio Negro Primera Edición Uno - Mendoza Uno - Entre Ríos Uno - Santa Fe Diario Norte Puntal - Córdoba La Nueva Diario Democracia El Independiente Diario Norte